Con el fin de establecer un diálogo entre las dos universidades, para analizar el momento actual y las posibilidades de ofertas académicas futuras, se realizó este lunes 18 de marzo una jornada de trabajo entre los equipos directivos de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB, y la Fundación Universitaria de San Gil, UNISANGIL.

Desde julio de 2000 ambas instituciones mantienen una alianza de cooperación con el objetivo de fortalecer el desarrollo institucional en el sur de Santander (provincia Guanentina), El Yopal (Casanare) y Chiquinquirá (provincia de Occidente en Boyacá), regiones en las cuales el 18 % de sus estudiantes corresponden a ese acuerdo estratégico UNAB-UNISANGIL. Actualmente 938 estudiantes están matriculados en los programas de extensión en San Gil y El Yopal.

Por medio de una análisis DOFA se examinaron los retos y oportunidades que tienen los programas de pregrado que ofrece la UNAB en extensión con UNISANGIL. Ingeniería Financiera, Psicología y Derecho, cada uno, mostró las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas en un contexto que, como lo refirió Franklin Figueroa Caballero, rector de UNISANGIL, “no es lo mismo una ciudad principal como Bucaramanga que una población como San Gil”, y agregó que “cada escenario que se nos presenta es una oportunidad de mejora, es el momento de dar otro paso en esta alianza hacia el futuro”.

Por su parte, para el rector de la UNAB, Juan Camilo Montoya Bozzi, “lo más importante de este ejercicio es que funcione en el nivel de la ejecución, que se refleje en la calidad de la formación que recibe el estudiante. Por eso la conversación debe ser abierta y franca en todos los niveles”. Insistió, además, en establecer un relacionamiento más claro en el desarrollo de proyectos de Extensión e Investigación.

Este primer ejercicio conducirá a llegar a acuerdos entre los programas que ya vienen funcionando en extensión para, en un término no mayor a un año, hacer seguimiento a la ruta de trabajo que se establezca. “Incitar a una mayor relación en posgrados, pensar en estas regiones como oportunidades de crecimiento, en posibilidades de asumir riesgos”, fue la invitación que hizo, al final de la jornada, Eulalia García Beltrán, vicerrectora académica de la UNAB.

El paso siguiente es realizar una jornada de trabajo entre rectores, vicerrectores y decanos de las facultades.    

Tabla Técnica

Fecha 
Mar 18, 2019
Tipo 
Noticia